¿Qué talismán puedo comprar? (Parte III)

Estrella seis puntas

Continuamos desvelando detalles sobre los talismanes, uso, consejos para su compra y cuidados. En esta ocasión, nos centraremos en su influencia positiva y en la limpieza.

¿Cómo nos aporta sus beneficios?

Como decíamos en el apartado anterior, un talismán es como una pequeña pila que siempre está cargada debido a que recibe la energía del entorno, de toda la naturaleza, y la «transforma» gracias a sus forma geométricas en una vibración o vibraciones determinadas. Las mismas, por resonancia, pasan a nuestro cuerpo energético y desde éste, pasa a nuestro cuerpo físico y nuestra mente. Si el Talismán es el adecuado, está bien elaborado, y no ha sido tocado antes por nadie, los beneficios pueden ser muchos. Pero ojo: un Talismán no aleja energías negativas por definición. Sólo nos ayuda a reforzar nuestra energía vital, propiciando así que nuestro «escudo natural energético» esté en buen estado. Además, la vibración positiva y armónica nos puede ayudar a atraer personas que necesitan esa energía. Mucho ojo con esto porque será e portador quien deba aprender a dejar al su lado, o alejar, aquellas personas que se les acerquen.

¿Un talismán atrae la suerte?

No, pero ayuda. Si tenemos nuestra mente, cuerpo y aura en buena disposición, vemos las cosas de otra forma, y las oportunidades buenas como lo que son. Podemos aprovecharnos así de nuestra mejora en la capacidad de analizarlo todo y sacar el máximo partido a nuestra vida.

¿Hay alguna forma de mantenerlo?

Si no es muy tocado por personas que no son de nuestro entorno, no necesita más mantenimiento que la limpieza normal y regular del metal. Pero si lo tocan personas que desconocemos, o no queremos que los toque, es fácil devolverle su buena vibración. Para ello, sólo necesitamos quemar un poco de sahumerio (mezcla de plantas), encender una vela blanca y una negra. Pasaremos el Talismán primero por el humo del sahumerio, luego lo pondremos unos instantes sobre la llama de la vela negra, y terminaremos poniéndolo sobre la llama de la vela blanca también unos instantes. Hay quien también lo «unge» con aceite adecuado, pero si se desconoce, mejor el método anterior que es más fiable. No se debe usar agua con sal, no es efectivo para talismanes, sino para gemas.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*